Changer de langue :

31 octubre

Salones de música

Salón de música

Para celebrar el Ramadán, término del ayuno con el chaabi argelino de Kamel El Harrachi – Argelia

Sábado 27 de setiembre de 2008 a las 18 h

Es en los laberintos de la kasba de Argelia, durante la colonización francesa, que nace le género chaabi. Arte de las calles, de la periferia y de la vida diaria, también se inspira de la poesía oral heredada de las casidas y otros poemas épicos beduinos. Ya que, incluso si es festivo y bailable, este “blues argelino” cuenta la vida de ayer y la actualidad. Kamel El Harrachi, intérprete de mandolina, es el hijo del gran Abderrahmane Amrani, llamado « El Harrachi », del cual perpetúa la memoria. Es autor de la canción Ya Rayah, readaptada por Rachid Taha.

Tarde musical

Carta blanca para Toninho Ramos – Brasil

Sábado 11 de octubre de 2008 de 16 h a 19 h

Toninho Ramos, guitarrista y compositor de Sao Paulo, se encuentra en el centro de la evolución de la música brasileña y de su extraordinaria creatividad rítmica y coreográfica. Samba, bossa nova, baiao del noreste, el choro o el jequibau son otros tantos estilos recorridos durante este viaje al centro de la historia musical del Brasil popular. Junto a él se encontrará la cantante Luma y el percusionista Edmundo Carneiro.

Salón de música

Phillip Peris Trio

Didgeridoo, guimbarde, canto de armónicos y tabla

Sábado 15 de noviembre de 2008

El didgeridoo, por su gran sobriedad de fabricación (un simple tubo de madera o bambú) y su arraigo mitológico que lo hacen un instrumento “primordial”, está en proceso de volverse un instrumento musical universal. Phillip Peris ha revolucionado la forma de abordarlo, empleando su impresionante técnica de respiración circular y su conocimiento exhaustivo de los diferentes estilos aborígenes. Phillip Peris, junto a los músicos japoneses Hideaki Tsuji y Kengo Saito, nos envía al futuro de las músicas tradicionales.

También se propone una clase magistral de didgeridoo animada por Phillip Peris los 14, 15 y 16 de noviembre de 2008.

Tarde musical

Una evocación de la Ruta de la Seda, de Irán a Uzbekistán

Sábado 10 de enero de 2009 de 16 h a 19 h

Jóvenes talentos interpretan la prestigiosa tradición del shashmaqam (literalmente “seis modos”), que floreció desde el siglo XVIII en las grandes ciudades de Asia Central. Este refinado arte, impregnado de Islam, tiene sus raíces en Samarcanda y Bujará, en ese cosmopolitismo de la ruta de la seda donde cohabitan tayikos, uzbekos y judíos. Se entrecruza con la herencia musical arabo-persa de un Oriente que se extendía del Magreb a la Cachemira hindú.

Salón de música

Wang Li, birimbaos y flautas – China

Sábado 7 de febrero de 2009 a las 18 h

Wang Li nació en Shandong, al noreste de China. Hijo único de estrictos padres militares, llega a París y, después de varios meses errando, encuentra allí su verdadera vía y personalidad poética. En su música, el Oriente y el Occidente se enfrentan en recuerdos de infancia. Las imágenes coloridas y barrocas surgen a través del juego sonoro de múltiples birimbaos y flautas. Un viaje de la intimidad, donde las canciones infantiles de antaño y sus ritmos simples, como los latidos del corazón, resuenan junto al presente de un artista.

También se propone una clase magistral de birimbao animada por Wang Li los 6, 7 y 8 de febrero de 2009.

Salón de música

Trío Boi Akih

Mónica Akihary, canto - Niels Brouwer, guitarra – Sandip Bhattacharya, tablas

Sábado 14 marzo de 2009 a las 18 h

Mónica Akihary, vocalista de origen indonesio, se desenvuelve en trío con el guitarrista y compositor holandés Niels Brouwer y el maestro hindú Sandip Battacharya en tablas. Si la música de Boi Akih remite con sutileza a las raíces indonesias de su cantante, también es a través de los textos que Mónica Akihary rinde homenaje a su cultura. El trío Boi Akih (“Princesa Akih”), mezcla y uniones de las culturas indonesia, hindú y europea, por una parte y del jazz, por otra, propone un sonido único, un canto étnico-jazz con colores cálidos y radiantes.

Salón de música

Percusiones de Oriente e Occidente

Adel Shams El Din

Sábado 18 de abril de 2009 a las 18 h

El ritmo está en el centro de la vida: ritmos biológicos, ritmos del corazón, de la naturaleza o incluso ritmo de un poema. El ritmo musical es, sin embargo, de otra naturaleza. Requiere varios componentes: duración (tempo, medida), intensidad (variaciones del volumen sonoro), el timbre (color del sonido) y altura (acorde de la membrana tocada). Adel Shams El Din, músico egipcio instalado en París, se ha convertido en maestro del arte del ritmo y de la percusión, principalmente de riqq (tambor en marco de membrana única, de piel de pescado, que lleva seis pares de cimbalillos). Junto a otros percusionistas como Carlo Rizzo, nos transportará a la complejidad del ritmo oriental.

Salón de música

Nawal - Comoras

Sábado 23 de mayo de 2009 a las 18 h

Oriundo del archipiélago de Comoras, Nawal es el reflejo de estas islas del océano Índico que, entre África y Oriente, tradiciones animistas y musulmanas, poseen un arte popular de una inventiva poco común. La música de Nawal, decididamente acústica, entre tradicional y contemporánea, hila un diálogo armónico de culturas indo-arabo-persas, entre polifonías bantúes, cantos sufíes y ritmos sincopados. Nawal, influenciado por el dhikr (ritual sufí de las mezquitas), la música tarab y el grupo afro-pop de su tío, en los años 70, canta principalmente en comorano, pero también en árabe, francés e inglés.

Tarde musical

La Kora

con Ablaye Cissoko – Senegal

Sábado 6 junio de 2009 de 16 h a 19 h

La magnífica arpa-laúd africana de 21 cuerdas proveniente del Sahel africano, hace soñar con el África de los griots de Guinea, Gambia, Malí o Senegal.
Se fijan cencerros al extremo del mango, al que se atan cuerdas, lo que aumenta la magia sonora de este instrumento de poeta. Su repertorio es una fuente de inspiración para los músicos contemporáneos célebres que crean sin cesar nuevas piezas musicales. El joven músico senegalés Kimitang Mohamadou Cissoko, llamado Ablaye Cissoko, lleva en él la poesía de estos ancestros y la suavidad de las melodías de la kora. A su alrededor, otros músicos africanos evocarán el arte de este instrumento.