Changer de langue :

31 octubre

el espejo del cuerpo

3 ciclos diferentes permitirán descubrir espectáculos coreográficos tradicionales y contemporáneos, conferencias, películas y diversos actos que abordarán sucesivamente los temas del cuerpo animal, el cuerpo espejo de lo femenino y el cuerpo acrobático.

El cuerpo, el primer instrumento de expresión del hombre, junto a la voz, ha perdido en nuestro mundo moderno muchos de sus papeles e identidades. Pese a existir un interés constante por la apariencia, el cuerpo ya no es la primera referencia de una identidad social codificada. Sus modos de expresión, quizás exceptuando el espacio coreográfico del espectáculo, se han trivializado en beneficio de una función deportiva, erótica o de simple adorno estético en función de los criterios de la moda, muy alejados de la fértil imaginación de las sociedades tradicionales.

El cuerpo, como receptáculo del alma o soporte para los adornos, puede estar habitado, divinizado, transfigurado, poseído, animalizado, marcializado. Puede transgredir la naturaleza o imitarla, puede pintarse, tatuarse, transformarse, convertirse en una entidad cultural diferencial y personalizada.

Esta programación, que incluirá música, danza, desfiles de moda, artes marciales y acrobáticas, máscaras y marionetas, ceremonias de posesión o talleres de dibujo, se abre en la antigua India y en su culto ancestral a la serpiente, hasta llegar al hip-hop, expresión urbana del cuerpo.

Finalmente, todos los aspectos de la ritualización del cuerpo tienen en común esa manera de alcanzar la eternidad a través de lo efímero, la posibilidad de llegar a ser el Otro durante un instante.

ciclo 1: El cuerpo animal

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
Masques de la lune © Alain Weber

del 20 al 30 de diciembre de 2007

Este ciclo nos remite al chamanismo y a las necesidades primarias del hombre de hacerse con la fuerza y el poder del animal, de imitarlo y divinizarlo.
 
Al hombre, en recuerdo de los tiempos totémicos, le gusta imitar lo felino, ya sea con los antiguos hombres leopardo de las etnias Efik y Efo y las máscaras Abakwas que nos llevan de Cuba a Nigeria, o con los niños del Karnataka, que pintan su cuerpo como el de un tigre o una pantera.

La pintura corporal constituye al mismo tiempo una marca de lo efímero y una irrupción de lo sagrado.

El motivo dibujado en el suelo contribuye a la ritualización del espacio: el kolam, una pintura efímera realizada con ayuda de harina de arroz y de diferentes ingredientes de colores, se convierte en el centro del rito de la serpiente Naga, auténtica divinidad en Kerala que recuerda los mitos fundadores de Asia.

La danza está ligada a la imagen dibujada en el suelo con el renacimiento de la danza Simanagdini de Ananda Shankar Jayant, que, durante la ejecución de la danza clásica Kuchipudi, dibuja un león en la arena con sus pies.

ciclo 2: El cuerpo espejo de lo femenino

del 13 al 23 de marzo de 2008

El cuerpo travestido: La feminidad sin la mujer

Esta temática abordará el travestismo ritual en Birmania (Myanmar) con la presentación, por primera vez, de la ceremonia de los médiums travestidos Naq-Pwe.

En un proceso de inversión, el cuerpo masculino vulnera su naturaleza y se apropia, o realza, el misterio de una feminidad a la vez cercana e inaccesible.

Lo sobrenatural aparece en la ceremonia del Naq-Pwe: el Naq-kadaw, para encarnar al espíritu del Naq que ha decidido “casarse con él”, se convierte en una frágil muñeca de otro mundo. Trabaja sin descanso, delicada, extremadamente maquillada, ya que el Naq-Pwe es un auténtico desfile del más allá.

El Naq-Pwe nos recuerda, al igual que en el chamanismo, cómo lo femenino posee el privilegio de la naturaleza, lugar de supervivencia de la animalidad y de lo sagrado. La feminidad como llave hacia lo invisible, justifica el travestismo, lo transciende.

Heredero de una larga tradición donde lo masculino y lo femenino se intercambian en la tradición teatral asiática, el bailarín taiwanés Lee Ming Cheng y su compañía Body Expression Dance plantea un nuevo enfoque, elegante y cómico, sobre el cruce de los polos masculino y femenino.

El cuerpo adorno

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
Prince Mintha, Marionnettes de Mandalay © D. R.

En Asia, nos encontramos ante un enfoque muy diferente de la moda, en especial con el diseñador Dongak de la República de Tuva que, en un desfile en el que intervienen tanto el canto difónico como la danza, propone una auténtica epopeya del adorno y del traje como un elemento esencial de civilización, un lenguaje visual, una señal de pertenencia a una tribu.

La misma elegancia se encuentra en las célebres marionetas de Madalay que, se dice, fueron enviadas por los dioses con el fin de no desafiar la antigua prohibición para los hombres de exhibirse en un escenario.

ciclo 3: El cuerpo en movimiento: Artes marciales y acrobáticas

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
Last For One © D. R.

del 19 al 28 de junio de 2008

Paradójicamente, para intentar salir de su envoltorio carnal e ir más allá de lo posible, el hombre utiliza el cuerpo.

A través de la Capoeira de Brasil o también del arte marcial del Kalaripayat de Kerala, considerado el arte marcial más antiguo del mundo, el hombre intentará, a partir de un nuevo mimetismo animal, apropiarse de la fuerza de un héroe divino.

Con un enfoque acrobático, el cuerpo intenta recrear un instante irreal mediante la representación, un subterfugio de poderes sobrenaturales.

Tanto en el magnífico ritual mágico y acrobático de los Masques de la lune (Máscaras de la luna), que expresa el mundo animal y está iluminado tan solo por una luna llena que refleja la luz del sol, como en el hip-hop de B-Boy y Last 4 one, conjunto coreano que consolida el hip-hop como un nuevo lenguaje corporal planetario,  encontramos la expresión del mismo intento de sublimación de nuestra condición humana.