Changer de langue :

23 octubre

Mostrar la violencia de guerra

Annette Becker (París X-Nanterre) y Octave Debary (París V René Descartes) presentan el coloquio organizado en colaboración con la EHESS (Escuela de altos estudios en ciencias sociales), el CNRS (Centro nacional de investigación científica), el IIAC (Instituto interdisciplinario de antropología del contemporáneo), el INHA (Instituto nacional de historia del arte )y el museo quai Branly.

“Las aflicciones, cualquiera que sean, se vuelven soportables si se relatan o si se saca una historia de ellas” Paul Ricoeur recientemente retomó este texto de Isak Dinesen sobre el cual ya había reflexionado Hannah Arendt.

Este coloquio desea abordar el difícil trabajo de historicización de los dramas de la historia. ¿Cómo contarlos, cómo mostrarlos, se pueden contar mostrándolos al mismo tiempo? Ponemos, como punto central de este encuentro, las diferentes formas de exposición y de representación de la violencia de guerra, desde los frentes militares hasta la violencia extrema contra civiles y genocidios. Philippe Braunstein, cuestionándose sobre la posibilidad para el historiador de contar y mostrar el sufrimiento de los hombres, se preguntó si “la pena de los hombre podía ser un objeto de historia”. ¿En qué medida, entonces, los hechos históricos pueden dar cuenta de la violencia de una guerra basándose en un objeto? Esta pregunta también debe considerarse desde el punto de vista museográfico. ¿Qué tipo de museos y qué tipo de objetos pueden contar tal historia? Esta dificultad de la memoria para acoger y contar la violencia está en el centro de la problemática museal. La memoria, como el museo, no es el lugar para la historia recobrada, verificada; ¿pero la historia, a menudo, lo es más? Aquí se plantea la pregunta política y ética de una definición del “justo” (Ricoeur) recuerdo y una “justa” historia: ¿cómo una sociedad trata de su pasado a través de los recuerdos de estos dramas? En los museos, la característica de este trabajo se apoya sobre el desplazamiento de la inscripción de la historia de los hombres hacia los objetos. Tanto si la historia pueda reducirse a un objeto como si no, el procedimiento de puesta en historia de la historia construye la experiencia humana sobre la base de una representación. Ella transforma la ausencia en pasado, separando la experiencia de la historia. Esta operación es constitutiva de una ciencia humana que hace de la historia una escritura de la separación, aceptando así la paradoja según la cual la historia se cuenta también para olvidarse.
Proponemos reflexionar sobre problemática relacionada con las diferentes formas de exposición y representación de la violencia de guerra, en particular, en los museos de historia militar, de guerra, así como a través de los monumentos conmemorativos. El encuentro busca motivar las discusiones entre investigadores en ciencias humanas (particularmente historia, sociología, antropología) y especialistas relacionados con los diferentes mundos del arte (fotografía, artes plásticas, cine, teatro) y de museos (arquitectos, museógrafos, conservadores). Más allá de la promoción de una interdisciplinaridad, deseamos plantear la pregunta sobre los diferentes modos de puesta en escena narrativa (a través de la exposición de los objetos, imágenes, textos, etc.) y de su confrontación con el problema de la representación de la violencia de guerra.

Para visualizar el programa pulse aquí

Viernes 12 de diciembre de 2008

De 9:30 a 18:00 h

Salón de cine

*museo quai Branly