Changer de langue :

23 mayo

La boca del rey

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
© Romuald Hazoumé
 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
© Romuald Hazoumé

Romuald Hazoumé

12 de septiembre – 13 de noviembre de 2006

Romuald Hazoumé nació en 1962 en Porto Novo (Benín), donde vive y trabaja.

Sus obras se exponen en todo el mundo desde hace más de 25 años.

 

 

 

De las máscaras Fa a la teoría del Bidón: una instalación de arte contemporáneo que tiene sentido

«La boca del rey —explica Romuald Hazoumé— proviene del nombre del estuario del río Couffo que los Portugueses llamaron "a boca do rio" (desembocadura del río) y que los Franceses transformaron más tarde en "boca del río" por ignorancia ».

Esta instalación, expuesta por vez primera en Porto Novo en 1999, es portadora de un poderoso mensaje tanto simbólico como político.

Consta de 304 máscaras realizadas con bidones de gasolina. Dispuesta a nivel del suelo, recuerda a la estructura de un barco de esclavos. Cada máscara posee una identidad propia y representa a un esclavo a excepción de dos de ellas, que representan a reyes, uno africano y otro europeo, visibles en la proa de este buque retranspuesto.

Ha surgido una nueva forma de esclavitud, vinculada sobre todo a los desafíos económicos y a un bien precioso, fuente de trabajo de los benineses, la gasolina. Los «héroes de la supervivencia» transportan en sus motocicletas bidones repletos de cientos de litros de gasolina, auténticas bombas sobre ruedas.

Aunque la realidad de la esclavitud se ha transformado, permanece presente en el peligro de este «billete solo de ida hacia la tumba» descrito en 1686 en La Balada del Negrero, largo poema del siglo XVII que influyó a Romuald Hazoumé.

En esta exposición, el objeto se asocia a la palabra mediante un ruido de fondo que parece emanar de las propias máscaras: una letanía de nombres de esclavos se alterna con una serie de cantos improvisados, «lamentaciones» o imploraciones a las divinidades yoruba para que cese el sufrimiento de estos hombres que «no saben a dónde van».

Extractos de una conversación con Romuald Hazoumé

«Ser artista consiste en responder a una problemática, pero mis respuestas ya no me satisfacían. Para mí, era necesario ir a la fuente para comprender por qué teníamos esta actitud, este fatalismo… Comprender por qué mis antepasados yoruba hacían kaeletas es lo que me impulsó a fabricarlas yo mismo. Era necesario ver lo que había detrás. Me sumergí en el Fa. Del suroeste de Nigeria al suroeste de Ghana, se recorre la región del Fa. El Fa es la geomancia adivinatoria que permitía conocer el futuro […]. El trabajo que realicé sobre el Fa me hizo avanzar mucho.

[…].

Después de esta nueva etapa de mi recorrido, comencé a aburrirme y regresé a las máscaras bidones.

No hay ninguna calle en Benín donde no se encuentre un bidón del mismo tipo que utilizo: el bidón del traficante de gasolina. Porque en Porto Novo, el tráfico de gasolina está por todas partes. […].

Así es como me convertí en fotógrafo, porque estos bidones no los podía obtener fácilmente […].

Trabajé en La boca del rey filmando todos los días a los traficantes, esos ases del ingenio, en sus gestos cotidianos. Van al mercado, compran bidones, los llenan de gasolina, y esa gasolina es utilizada por la población beninesa. Pero cuando se ve cómo transcurre este tráfico, nos damos cuenta que se trata a los bidones exactamente igual a como se hacía antes con los esclavos. Se puede establecer una metáfora entre estas dos situaciones […].

Es toda una vida en torno al objeto del bidón. Y este objeto bidón se convierte en el esclavo moderno […].»

Una película de 7 minutos da cuenta de este tráfico de los bidones de gasolina evocado por Romuald Hazoumé.

le catalogue

"La bouche du roi" de Romuald Hazoumé