Changer de langue :

30 agosto

manche de chasse-mouches © Londres, British museum
mango de matamoscas © Londres, British Museum
pectoral © Londres, British museum
ornamento pectoral © Londres, British Museum

Polinesia - Artes y Divinidades 1760-1860

Desde el 17 de junio hasta el 14 de septiembre 2008

Exposición «dossier» – galería suspendida Este

Comisarios generales de la exposición: Steven HOOPER y Karen JACOBS

Coordinación científica para el museo del quai Branly: Philippe PELTIER

Esta exposición reúne más de 250 obras de la Polinesia de los siglos XVIII y XIX, raramente expuestas, procedentes de grandes museos europeos: imágenes divinas sorprendentes, ornamentos de marfil, adornos de plumas, tejidos decorados, etc. De esta forma, se exploran las islas del Pacífico en el momento del los primeros contactos con los exploradores europeos, los misioneros o los colonos.

pendentif de cou © Londres, British museum - Click para ampliar, abre en ventana nueva
pendentif de cou © Londres, British museum

Antes del museo del Quai Branly, la exposición se presentó en el Sainsbury Centre for Visual Arts, después en el British Museum bajo el título “Pacific Encounters”.  Las islas de la Polinesia (del griego polys y nesos: «las islas numerosas») se empezaron a explorar hace 3000 años cuando llegaron los primeros viajeros que del Este se dirigieron hacia el Pacífico occidental.

En el siglo XVIII, toda la región incluida en el «triángulo polinesio» (formado por Hawái, la isla de Pascua/Rapa Nui y Nueva Zelanda/Aotearoa) estaba habitada por pueblos polinesios que compartían las mismas raíces.

Polinesia – Artes y Divinidades es la exposición más completa jamás realizada sobre el arte polinesio: es la primera vez que se consigue reunir un número tan elevado de objetos. Estas piezas poco comunes —elaboradas a partir de materiales preciosos como plumas, marfil, nefrita y perlas— jugaron un papel importante en la vida cultural y religiosa de los habitantes de la Polinesia desde el año 760 hasta el 1860. La exposición explica el papel de estos objetos en su contexto, informa al visitante de la historia de las colecciones expuestas y alaba el refinamiento de las personas que las crearon.

effigie en plumes © Londres, British museum - Click para ampliar, abre en ventana nueva
effigie en plumes © Londres, British museum

Encuentros en el Pacífico

Los encuentros que evoca el título inglés de la exposición son de distinto tipo. Independientemente del lugar donde se establecieran, los pueblos polinesios siempre supieron adaptarse a los diferentes entornos y materiales. Se encontraron a otros polinesios con quienes se aliaron o se enemistaron. Fabricaron o intercambiaron objetos de gran valor con el fin de establecer o mantener importantes relaciones entre parientes, entre «sociedades de jefatura» (entidades políticas y administrativas) y entre los hombres y los dioses.

Entre 1760 y 1860, el paisaje cultural de la Polinesia cambió radicalmente. Antes del año 1760, los polinesios mantenían relaciones constantes entre una isla y otra. Ignoraban Europa, el metal, las armas de fuego y la religión occidental. Con la llegada de los primeros barcos occidentales, la mayoría de las islas polinesias establecieron una relación de tipo colonial, o precolonial, con las potencias europeas. En menos de un siglo, la mayor parte de los habitantes de la Polinesia sufrieron distintas epidemias y fueron convertidos a alguna de las variantes del cristianismo. Paradójicamente, las fuertes identidades culturales sobrevivieron y se desarrollaron.

Polinesia - Artes y Divinidades se concentra en esta época agitada, entre 1760 y 1860, periodo de contacto con los oficiales de marina de las potencias europeas, los miembros de la tripulación, los negociadores, los balleneros, los misioneros, los viajeros, los colonos, los administradores y los artistas, europeos de todas clases que el destino condujo hasta la Polinesia. Las relaciones con estos visitantes se establecieron, en la mayoría de los casos, mediante el intercambio de objetos y materiales. Si muchos fueron los objetos recopilados por los europeos o entregados a estos para que los exportasen a Europa y Norte América, los polinesios también recibieron numerosos objetos que integraron a su cultura.