Changer de langue :

29 agosto

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva

la exposición de antropología: ¿Que es un cuerpo?

Durante 18 meses, la gran exposición de antropología se centra en los principales retos universales que estructuran las relaciones entre los hombres (crear, creer, iniciar, crecer, conquistar, etc.). Es la culminación de una investigación científica transversal.

¿Qué es un cuerpo? La primera gran exposición de antropología del museo del quai Branly propone una respuesta inesperada para esta pregunta e invita al visitante a comparar el modo de representación del cuerpo y la persona en cuatro zonas del mundo: África occidental, Europa occidental, Nueva Guinea y Amazonia.

Frente a la idea típicamente occidental del cuerpo como paradigma de la singularidad, el equipo de antropólogos dirigido por Stéphane Breton muestra que ninguna sociedad humana ha convertido el cuerpo en un objeto de pensamiento y de acción estrictamente individual.

De hecho, existen diferentes pueblos que entienden el cuerpo como un producto semiacabado que hay que moldear socialmente.

 

«No estoy solo en mi cuerpo». A partir de este postulado, el individuo entabla una relación con «algo que no es uno mismo» diferente según las culturas.

El cuerpo es el lugar en el que se expresa una confrontación: masculino/femenino, vivo/muerto, divino/imagen, humano/no humano, etc.Todas estas oposiciones aparecen reflejadas en las producciones rituales, sociales y artísticas (esculturas, objetos, imágenes del cuerpo, etc.) que aquí se presentan.

El catálogo:

Qu’est-ce qu’un corps? (¿Qué es un cuerpo?) bajo la dirección de Stéphane Breton, 224 páginas, coedición museo

el recorrido de la exposición

Se articula en torno a cuatro ejes principales que hacen hincapié en una zona geográfica perfectamente determinada y ofrece, para cada una de ellas, una representación diferente de ese «otro» que forma parte del cuerpo: los muertos en África occidental, lo divino en Europa, el otro sexo en Nueva Guinea y el reino animal en la Amazonia.

1 - África occidenteal

El cuerpo y sus dobles (los ancestros, los fundadores míticos y el genio de la selva)

En las pueblos de África occidental como los dogon, los bambara, los senufo y los lobi, la conformación del cuerpo es inseparable de la estrecha relación que une a los vivos con sus ancestros, garantes de prosperidad y fecundidad.

Además, los hombres también rinden culto a los seres míticos que fundadron sus aldeas. Estas figuras emblemáticas se encarnan en esculturas con aspecto humano. La tercera, igualmente constitutiva del cuerpo, se manifiesta a través del genio de la selva, una especie de espíritu abstracto e intangible que, al igual que los demás dobles, preexiste al cuerpo y le sobrevive.

«El cuerpo es de tierra»

El hombre crea altares que se componen de elementos no figurativos hechos generalmente de tierra que representan a sus antepasados.

«El recién nacido es un extranjero»

El recién nacido pertenece al mundo de los ancestros y de los genios. Ciertos rituales, como la circuncisión y la escarificación, le permiten convertirse en una persona de pleno derecho.

«Juegos de espejos»

La estatuaria refleja la imagen de figuras míticas ejemplares. La nobleza de la actitud, los atributos, las insignias de poder, de sabiduría y de riqueza, las marcas que atestiguan un poder de fecundidad participan en la calidad plástica de una obra y en su eficacia simbólica.

De este modo, la escultura es el contrapunto plástico y necesario para la representación informe o informal de los ancestros y para la invisibilidad de los genios.

2 - Europa occidental

 

El cuerpo es imagen

En la Europa cristiana, es fundamental el concepto de la Encarnación del que Cristo sigue siendo el símbolo perfecto. Según esta concepción, el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios y el cuerpo, resultado de la imitación, es el símbolo y el instrumento de esta relación con lo divino.

Pero en el mundo moderno, parcialmente descristianizado, la trascendencia ha adquirido otras formas y encuentra un nuevo ideal de belleza en el modelo biológico.

Esta parte de la exposición, dedicada a los diferentes modos de representación del cuerpo en occidente, muestra imágenes frecuentemente degradadas o deformadas flotando como tópicos en el espacio. Frente a este universo virtual figura una sola escultura: una obra románica del siglo xii que representa al Cristo crucificado.

3 – Nueva Guinea

La matriz masculina

En Nueva Guinea, las teorías de la procreación, según las cuales el embrión se forma por la mezcla de la sustancia sexual del padre (el esperma) y de la madre (la sangre), culminan con la idea de que el cuerpo es un compuesto masculino y femenino. Así pues, el ser humano sería fundamentalmente andrógino.

«Transformación del contenido en continente»

El cuerpo masculino es un cuerpo contenido, contrariamente al cuerpo femenino que es un cuerpo continente.

Si quiere perpetuarse, el hombre debe desarrollar sus propias capacidades maternas, convertirse en un cuerpo fecundo capaz de contener algo en su interior. Esta ambición se realiza de manera simbólica mediante los ritos de iniciación durante los cuales se utilizan esculturas rituales que representan la transformación del cuerpo contenido en cuerpo continente.

En el golfo de Papuasia, el cuerpo masculino afirma su feminidad a través de la devoración. De esta forma, el objeto masculino englutido se convierte en un objeto englobante.

En la región del río Sepik, los ganchos y tubos fálicos que decoran los objetos rituales se unen para transformar el cuerpo masculino en órgano de engullimiento.

«El cuerpo femenino es la forma ideal del cuerpo masculino»

La forma ideal y ritualizada del cuerpo viril consumado se representa por medio de un ancestro masculino que lleva un taparrabos femenino, por un cocodrilo o un monstruo de cestería que, simbólicamente, da a luz a los niños por vómito o excreción. Es un cuerpo cuya matriz materna ha aportado el modelo plástico y que se convierte en un cuerpo social, que permite que los padres continúen viviendo en sus hijos.

4 – Amazonia

Un cuerpo hecho de miradas

En Amazonia, en las tierras bajas de América del Sur, el cuerpo no tiene forma propia. Adquiere la que le impone la relación particular que mantiene con otro sujeto en función de las miradas intercambiadas entre el que percibe y el que es percibido.

Tener un cuerpo humano es un estado relativo que también depende de la relación de predación.

«Cuerpo de padre»

Tener un cuerpo humano implica disposiciones morales respecto a sus congéneres y los no humanos. Estas disposiciones, inscritas en el cuerpo, se reflejan en la ropa y la ornamentación.

Las plumas de algunas, por ejemplo, sirven para hacer saber que se poseen capacidades para vivir en pareja o ser padres.

«Cuerpo de presa y depredador»

La soledad, la debilidad, la enfermedad y la muerte son señales de que nuestro cuerpo se ha convertido en presa, víctima de un depredador invisible.

Por el contrario, ser un depredador consiste en ver al otro como una presa. Esta metamorfosis se representa con adornos de dientes y garras, pinturas y comportamientos singulares.

Frecuentemente, los espíritus depredadores toman forma mediante máscaras o trofeos humanos. Estas efigies, que siempre tienen ojos y colmillos, representan el cuerpo de los no humanos, que tienen intenciones hostiles hacia a los vivos.

en relación con la exposición

Algunas vitrinas en relación con la exposición que se pueden descubrir en el recorrido permanente del museo

África occidental

En la vitrina AF 028 se muestra una bonita escultura bamana, y en la vitrina AF029 se muestra otra, junto con otras dos estatuillas femeninas dogon y mossi.

Se puede prolongar la visita contemplando la estatuaria senufo en las vitrinas AF 030 y una importante variedad de esculturas lobi en la AF 061.

Nueva Guinea

La vitrina OC 004 presenta dos ganchos y una tabla malu relacionada con el rito de la transición de los hombres jóvenes y la vitrina OC 005 solo contiene ganchos. Encontramos un gancho acompañado de una máscara en la vitrina OC 008. También se pueden ver una serie de máscaras con largas narices en la vitrina 0C 024 mientras que la vitrina OC 023 propone estatuillas de ancestros de clanes y un interesante mortero de betel.

Amazonia

Las vitrinas AM 020 y AM 023 presentan un gran número de adornos de plumas. La vitrina AM 022 contiene únicamente una gran cofia mojo de Bolivia que impresiona por la riqueza de sus colores.

¿Qué es un cuerpo?

Comisario general de exposición: Stéphane BRETON

Escenografía: Frédéric DRUOT

inédit

descargue y descubra extractos de la exposición «¿Qué es un cuerpo?»

retour haut de page