Changer de langue :

4 septiembre

LA EXPOSICIÓN BABA BLING

cuenta con el alto patronazgo de D. Nicolas Sarkozy, presidente de la República Francesa, y de D. Lee Hsien Long, primer ministro de la República de Singapur.

EN TORNO A LA EXPOSICIÓN

Espacio infantil, juego multimedia, audioguía, visitas, talleres, espectáculos, programa para las vacaciones de Todos los Santos, etc.

Más información sobre las actividades programadas en torno a la exposición Baba Bling

Baba Bling

Signos interiores de riqueza en Singapur

  • Galería Jardín
  • entrada exposiciones temporales y entrada doble

DEL 5 OCTUBRE 2010 AL 30 ENERO 2011

COMISARIO DE LA EXPOSICIÓN

Kenson Kwok, presidente fundador del Museo de las Civilizaciones Asiáticas de Singapur (Asian Civilisations Museum, ACM)

COMISARIA ASOCIADA

Huism Tan, directora adjunta del Museo de las Civilizaciones Asiáticas de Singapur (Asian Civilisations Museum, ACM)

La exposición

Esta exposición narra la fascinante historia de una comunidad de inmigrantes que creó una cultura única dejando que su propia cultura de origen se impregnara de influencias, costumbres y creencias del país de adopción.

En Singapur, el término baba designa a un hombre chino y, por extensión, a los descendientes de las comunidades chinas que emigraron a partir del siglo XIV al sudeste asiático y que integraron a lo largo de los siglos numerosos aspectos de la cultura malaya en la suya propia. El   designa también al jefe de familia que ha integrado elementos de la cultura europea a través de sus padres y sus abuelos durante la época colonial.

La integración intercultural iniciada mediante este proceso es una lección de apertura de mente y de tolerancia, dos temas más de actualidad que nunca. La exposición presenta un conjunto de unas 480 piezas de la lujosa y refinada cultura de estas comunidades chinas implantadas en Singapur.

Los objetos expuestos (muebles, tejidos decorados con perlas y bordados, porcelana, etc.) toman prestadas sus formas, motivos y colores de la cultura china y malaya, y  marcan la identidad de los peranakan. En su mayoría datan de finales del siglo XIX o comienzos del XX. Este periodo coincide con una importante expansión económica que enriqueció a muchas familias chinas de Singapur y marca el apogeo de las comunidades peranakan, en las cuales la casa era el corazón y la señal exterior más importante.

Los peranakan, una cultura mixta

El sudeste asiático ha sido un cruce de caminos comercial que ha atraído a numerosos mercaderes. Algunos de ellos se instalaron allí y se casaron con mujeres locales.

El término malayo peranakan, que significa «hijo de» o «nacido de», se utiliza para referirse a los hijos de estas parejas mixtas. Por extensión, designa a las diferentes comunidades emigradas al sudeste asiático que han incorporado numerosos aspectos de la cultura malaya a su cultura.

Los peranakan incluyen varios grupos étnicos de origen indio y chino. La exposición, que presenta la colección única en el mundo del Museo Peranakan, se concentra en los peranakan de origen chino y malayo, los baba, que forman el grupo más numeroso. Después de la Segunda Guerra Mundial, las familias babas vendieron o abandonaron las grandes viviendas en las que habían vivido durante varias generaciones y se mudaron a apartamentos individuales. A partir de ese momento, la influencia de esta comunidad empezó a decaer.

Los objetos decorativos, los atuendos y los muebles lujosos transmitidos de padres a hijos se dispersaron o se abandonaron; ya no encajaban con la moda y el interiorismo de los años 1960, ni desde el punto de vista estético ni funcional. Ante la amenaza de desaparición de la cultura baba, los conservadores malayos empezaron a coleccionar estos objetos. En los años 1980, estos objetos se vendieron en subastas. Para que su cultura reviva, los baba producen hoy obras de teatro, literatura, poesía y música.

Itinerario de la exposición

La cultura baba se materializó en parte por una forma de vida en la que el hogar era el centro y la señal visible más importante. Por tanto, el hilo conductor elegido para la exposición Baba Bling, signos internos de riqueza en Singapur, es la casa baba, principal elemento de la identidad cultural de esta comunidad, tanto por su arquitectura y sus colores como por la disposición de las estancias y de los objetos que en ella se encuentran. La exposición propone un itinerario organizado en period rooms con una escenografía original basada en la evocación y la creación de atmósferas particulares propias de esta cultura. Efectivamente, la elección de los colores (rosa y verde sobre todo), la disposición y la decoración de las estancias con muebles y objetos «mestizos» que mezclan el estilo chino, el europeo y el malayo son representativos de la forma de vida de los baba y de la particular historia de esta comunidad.

Cada estancia reconstituida de este modo pretende provocar un efecto sorpresa en el visitante, con el objeto de sumergirlo en un ambiente muy personal e íntimo para una plena inmersión en el universo baba.

La escenografía diseñada por Nathalie Crinière propone una decoración que produce sucesivamente un efecto realista y un aspecto excéntrico o fantasioso. Las formas variadas de las estancias, los huecos, las escaleras y ventanas aquí y allá, la falsa vegetación, los diferentes niveles de perspectiva, las mezclas de colores, etc. favorecen una recreación de las estancias espectacular y muy viva.

Los espacios consecutivos siguen lógicas diferentes. Así, a lo largo de la visita se pueden atravesar salas con una lógica funcional (identificación de un conjunto de objetos con una estancia específica de la casa baba), otras con una lógica temática (la fiesta de la boda, los regalos, los preparativos) y, finalmente, otras que siguen una lógica formal y acumulativa (joyas, chinelas perladas, tejidos bordados, vajillas).