Changer de langue :

26 julio

El Otro camina

una instalación creada por Trinh T. Minh-ha y Jean-Paul Bourdier

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
 - Click para ampliar, abre en ventana nueva

Esta instalación se presentó en la rampa del museo del quai Branly junio 2006-junio 2009

En Asia, se dice a menudo que el milagro no es caminar sobre el agua, si no caminar en la tierra. Caminar es una experiencia del indefinido y del infinito. Yendo más allá, paso a paso, está la entrada de los dones del universo al interior de uno.

El paso del otro en sí, el recorrido entre imágenes, sonidos y aforismos, o entre lo dicho y lo visto a lo largo de la rampa es un viaje iniciático que atraviesa por varias culturas de Asia, África y América. Cada paso contribuiría a provocar las relaciones que ocurren entre pasante, pasadizo y pasajero. Las preguntas que formula la sensual experiencia podrían incitar al visitante a reflexionar sobre su actividad en el momento presente y en su posición de visitante-espectador-investigador.

El sentido se mueve con el caminar y según la aparición y desaparición, luminosa, de los aforismos. Recorrer la rampa se transforma como en un “rito de paso” cuyo movimiento fluido en tres etapas, “Transición”, “Transformación” y “Apertura”, se sugiere por los sonidos y ritmos visuales correspondientes.

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
 - Click para ampliar, abre en ventana nueva

A cada etapa de L’Autre marche corresponde un ritmo, un sonido ambiente y una música particular. A cada pantalla corresponde una secuencia de imágenes provenientes de una cultura específica (Senegal: Toucouleur, Mandinga, Diola y Soninké; Yemen; Vietnam; China; Japón; Indonesia; América).

Cobrar conciencia de otra forma de caminar al encuentro del Yo, del Otro y del Mundo se logra en el espacio intermedio. A la vez exterior e interior del museo, el trayecto en la rampa también es un paso del universo humano al universo vegetal, animal y mineral. El acceso a otro mundo se caracteriza por un trabajo que se extiende al límite de lo visual, entre lo inmaterial de las proyecciones de imagen-luz o de las resonancias, y la materialidad de los objetos del museo.

La instalación incluye:

- 19 secuencias de vídeo digitales proyectadas en pantallas, en el suelo y en las pantallas de los muros a ambos lados de la rampa;

- 3 secuencias de sonido;

- 19 aforismos proyectados en el suelo, en el potril y en los muros verticales.

 

El recorrido

I. El yo y el otro

     

El mundo viene hacia uno con cada paso

(traducido al árabe, chino y swahili)

 

La entrada-museo

 

Ilusión de un trazo estable en el río

 

The watching image (la imagen que observa)

 

II. El mundo dentro de sÍ

Con cada paso, una flor se abre bajo nuestros pies

(traducido al coreano, portugués, bahasa y ruso)

 

Velocidades del otro

Otro tiempo

 

En el momento, el tiempo se abre infinito

 

Not descriptive (no descriptivo)

Not informative (no instructivo)

Not interesting (no interesante)

 

El dedo que señala la luna no es la luna

 

Ver sin voz

Voz ciega

 

III. El otro dentro de UNO

Aprender a caminar de nuevo

(traducido al español, persa y egipcio antiguo)

 

esta imagen que yo soy

escuchar

con el oído del otro

saber a través del no saber

la entrada a sí mismo abre hacia el otro

El mundo es como una gota de rocío que se evapora

con los primeros rayos del sol (proverbio serere)

 

© museo du quai Branly fotografías Nicolas Borel