Changer de langue :

22 diciembre

presentación

la salle de cinéma : lieu de conférences et de débats scientifiques © musée du quai Branly, photo Nicolas Borel
la salle de cinéma : lieu de conférences et de débats scientifiques © musée du quai Branly, photo Nicolas Borel

Evidentemente, el estudio del ámbito definido de este modo requiere un enfoque multidisciplinario. Esto quiere decir que el departamento estará abierto a proyectos de investigación relacionados con numerosas disciplinas: antropología, historia, historia del arte, sociología de las instituciones culturales o de los procesos de institucionalización, lingüística –más especialmente etnolingüística–, etnomusicología, tecnología cultural, ciencias de la cognición, etc.

Al tratarse de proyectos colectivos, el departamento dará primacía a aquellos que combinen de forma enriquecedora ámbitos de especialización diferenciados. Por otra parte, el departamento desea que los proyectos acogidos en el museo asocien estrechamente, mediante medidas de colaboración y de intercambio de prácticas profesionales, a conservadores e investigadores-docentes, dos corporaciones que tienen tendencia a ignorarse en lugar de aprovechar su evidente complementariedad.

La médiathèque : outil indispensable de la recherche © musée du quai Branly, photo Nicolas Borel
La médiathèque : outil indispensable de la recherche © musée du quai Branly, photo Nicolas Borel

Concretamente, la participación de los conservadores en los proyectos de investigación consistiría en aportar sus competencias específicas y colaborar en las diferentes producciones, incluyendo las destinadas a los circuitos de validación y de difusión propios de los investigadores stricto sensu. Como corolario, los investigadores/universitarios deberán aceptar comprometerse, en la medida de sus medios, en las prácticas institucionales e intelectuales propias de los conservadores, fundamentalmente participando en las tareas de difusión de los conocimientos hacia el público no especializado, asistiendo a los conservadores en sus trabajos de información de objetos e incorporándose a la elaboración y a la actualización de los programas multimedia del museo, así como a la constitución de bibliotecas virtuales para la mediateca.

Por último, el departamento prestará una atención especial a los proyectos de investigación que tengan una dimensión comparativa en los que se incluya Europa, o más generalmente el mundo cultural occidental. Ciertamente, la naturaleza de las colecciones gestionadas por el museo orienta la política científica del departamento hacia las artes y las técnicas de las sociedades de África, Oceanía, las Américas y Asia. Sin embargo, Europa no está excluida del campo de estudio. Por el contrario, Europa debe estar necesariamente presente –ya sea de forma implícita– tanto en la museografía como en los programas de investigación llevados a cabo en el departamento, ya que la razón de ser del museo consiste en aportar una mirada analítica sobre la relación entre nuestra cultura y las demás.

Para aplicar su política científica, el departamento de investigación y de enseñanza ha querido crear una estructura de investigación que pueda evitar situaciones institucionales cuya ineficacia a largo plazo ya ha sido demostrada. Más que un equipo de investigadores permanentes, el departamento ha preferido implantar un sistema centrado en la acogida, para períodos limitados, de proyectos individuales o colectivos.