Changer de langue :

23 octubre

Goa, tierra de mestizajes

Goa, tierre de mestizajes

El estado de Goa (el más pequeño de la Unión India con sus 3.700 km2), edén de hippies, atraídos por sus playas paradisíacas, en los años 70, actualmente invadido de turistas tanto occidentales como hindúes, bloqueado entre el Karnataka y el Maharastra, fue también un enclave portugués durante cuatrocientos años. Además, indiscutiblemente, si en Goa estamos en India, se trata de otra India, la que cuatro siglos de presencia portuguesa impregnaron profundamente, dándole sin duda su particularidad a este pequeño territorio. La colonización, mezclando los mundos portugués e hindú, produjo una sociedad aparte, para siempre diferente del resto de la Península y marcada por un mestizaje manifiesto a todos los niveles: ya sea en el arte, literatura, lengua, comida o incluso religión, donde el catolicismo no borró la división en castas de la sociedad hindú.

Si desde las campañas de Alejandro, comerciantes y misioneros surcaban ya el subcontinente indio, es Vasco da Gama quien abre la primera ruta “marítima” hacia India. Su pequeña flota compuesta de cuatro naves, que partió en busca de “cristianos y especias” (según las célebres palabras del primer portugués en pisar tierra india) pasa por el cabo de Buena Esperanza y llega a Calicut, en la costa de Malabar, en el sudoeste de India, el 18 de mayo de 1498, después de once meses de navegación.

  • Velha Goa, capital del Imperio Portugués de Asia

    Velha Goa, capital del Imperio Portugués de Asia

  • Arco de los virreyes

  • Sé Patriarcal

  • Interior de la Sé Patriarcal : retablo del altar principal

  • Iglesia del Buen Jesús

    Iglesia del Buen Jesús

  • Relicario de San Francisco Javier, Apóstol de las Indias

  • Frescos del convento Santa Mónica

    Frescos del convento Santa Mónica

  • glesia de San Cayetano

  • Iglesia San Francisco de Asís

  • Interior de la iglesia San Francisco de Asís

  • Panji, la Nova Goa actual

    Panji, la Nova Goa actual

  • Casa noble con dos plantas en Fontaínhas

  • Ventana con “carepas

  • Calle en Fontaínhas

    Calle en Fontaínhas

  • Fachada en Fontaínhas

    Fachada en Fontaínhas

  • Pequeño santuario en Panji

    Pequeño santuario en Panji

  • Iglesia de la Inmaculada Concepción en Panji

  • Misa de domingo en Panji

    Misa de domingo en Panji

  • La cruz milagrosa de Bambolim

    La cruz milagrosa de Bambolim

  • Iglesia Nuestra Señora del Refugio en Mandur

  • Un taller de escultura en Goa

    Un taller de escultura en Goa


Iglesia Nuestra Señora del Refugio en Mandur

Iglesia Nuestra Señora del Refugio en Mandur

(Tiswadi), début XVIIIe siècle

El pequeño territorio de Bambolim, que se extiende por aproximadamente 100 kilómetros de largo y 70 de ancho, está cubierto de iglesias, lo que le ha valido el nombre de “Roma del Oriente”. ¡Se cuentan no menos de doscientas! Ya sea en los pueblos o perdidas en medio de los bosques de cocos, en todas partes es el mismo espectáculo: ¡iglesias, de una blancura inmaculada, se alzan ofreciendo al visitante sus frontones con decorado abundante!

Sin embargo, en el territorio, en general son de menor tamaño que las de Velha Goa y presentan ciertas evoluciones, principalmente en el decorado: las fachadas sobrias de las primeras grandes iglesias van a cargarse poco a poco con un decorado abundante que invade todo. Los elementos de ornamento presentes (faldones, aletas) se multiplican al infinito y ofrecen a estas fachadas un aspecto absolutamente exótico y mezclado.