Changer de langue :

23 julio

ritos funerarios

Los ritos funerarios desempeñan un papel privilegiado e incluso primordial en la relación del hombre con lo sagrado.

Destacan, a través de su rico ceremonial, hasta que punto la muerte está presente y es aceptada en las sociedades no occidentales en las cuales los difuntos, ascendientes en potencia, forman parte integrante de la vida.

Esta relación estrecha entre los vivos y los muertos pasa muy a menudo por un amplio sistema de intercambio a la vez simbólico, espiritual y físico que se materializa en ofrendas y se encarna en la escultura moldeada en la materia, señal de perennidad y objeto de memoria.

  • Escultura ceremonial

    Escultura ceremonial

  • Cráneo de ancestro

  • Máscara-tocado

  • Relicario zoomorfo (pez), cráneo

    Relicario zoomorfo (pez), cráneo

  • Efigie funeraria

  • Maniquí funerario

  • Máscara de plañidero

  • Ceremonia funeraria

  • Tambor funerario de bronce

  • Estatua funeraria

  • Estatua antropomorfa

  • Máscara antropomorfa

  • Estatuilla de guardián de relicario

  • Representación de cráneo

  • Poste funerario antropomorfo

  • Representación femenina

  • Bulto funerario

  • Copa de pedestal con decorado zoomorfo

  • Bol

  • Máscara funeraria

  • Urna funeraria


Máscara funeraria

Máscara funeraria

Máscara funeraria de oro Cultura Nazca, Perú, costa sur 300 a. C. – 600 d. C., Oro, Donación Georges Henri-Rivière, 71.1930.49.1

La cultura nazca marca el surgimiento de la orfebrería en la costa sur de Perú. En comparación con otros pueblos prehispánicos del antiguo Perú, los orfebres nazcas parecían haberse limitado a la fabricación de algunas piezas, la mayoría de las veces de oro, destinadas a adornar el cuerpo de los miembros de la elite y a los rituales funerarios dedicados a estos últimos. Esta máscara constituía aparentemente los atavíos de una carga funeraria. Representaba el rostro de un sujeto a menudo ilustrado en el arte nazca: un ser mítico cuya cabellera se constituía de añadiduras terminadas en cabeza de serpiente. La máscara está constituida de una hoja de oro trabajada con martillo, cuidadosamente pulida y después calada según la forma deseada.