Changer de langue :

23 noviembre

feminidad, fecundidad

En las culturas no occidentales, las efigies femeninas a menudo representan ancestros.

Con respecto al mundo de los espíritus, de un más allá del que ellas son las figuras tutelares, también representan diosas-madres o divinidades hoscas, protectoras, soportes de sabiduría, nobles o hieráticas, graciosas o sensuales, frecuentemente símbolos de fecundidad.

En cuanto a la imagen de la maternidad, recurrente fundamentalmente en el arte africano, remite a la idea de perpetuación del linaje o del clan, y de transmisión de los conocimientos.

  • Gancho

  • Escultura antropomorfa

  • Efigie conmemorativa

  • Tejido ceremonial

  • Hombre maam atacando a una mujer embarazada

  • Estatuilla de representación de una mujer y su hijo

  • Estatuilla de representación de la diosa Kankalinmata

  • Manasa, la diosa de las serpientes

  • Máscara antropomorfa

  • Máscara antropo-zoomorfa

  • Maternidad

  • Maternidad

  • Máscara yelmo

  • Estatuilla femenina

  • Sostenedora de copa

  • Figura del teatro de sombras, Sita bajo su árbol

  • Muñeca ritual

  • Chalchiuhtlicue

  • Estatuilla antropomorfa: maternidad

  • Figura femenina jorobada

  • Estatuilla femenina


Gancho

Gancho

Gancho de casa de los hombres, Papúa-Nueva Guinea, Sepik Medio, Principios del siglo XX, Madera, pigmentos, fibras vegetales, 118 x 64,5 cm,Donación Robert Chauvelot, 71.1914.1.7

Este gancho, impresionante por su tamaño, estaba instalado en las casas ceremoniales de los hombres. Representa una mujer, ancestro primordial de un clan. Los motivos pintados en sus hombros y su vientre reproducen las escarificaciones reservadas a los ancestros y a ciertas mujeres de alto rango. Su sexo así como el gancho están escondidos bajo una falda de mujer hecha de fibras. La presencia de una imagen femenina en un lugar reservado exclusivamente a los hombres iniciados, marca la función complementaria de ambos sexos en las sociedades de Nueva Guinea. De estos ganchos, se colgaban bolsas de fibra que podían contener tortas de sagú (fécula extraída del tronco de la palmera) que las mujeres casadas llevaban a los hombres que se reunían en la casa ceremonial. Igualmente se colgaban pequeñas bolsas en las que se depositaban ofrendas para el ancestro representado. Durante las iniciaciones de los muchachos jóvenes, estos últimos pasaban bajo las piernas abiertas del ancestro mujer, reinterpretando en cierta forma su nacimiento. Este cuerpo de mujer no se limita a un único nivel de interpretación. La posición de los brazos y piernas dobladas evoca el mundo animal. Esta diversidad de interpretación de las formas es característica del arte Sepik.