Changer de langue :

28 julio

feminidad, fecundidad

En las culturas no occidentales, las efigies femeninas a menudo representan ancestros.

Con respecto al mundo de los espíritus, de un más allá del que ellas son las figuras tutelares, también representan diosas-madres o divinidades hoscas, protectoras, soportes de sabiduría, nobles o hieráticas, graciosas o sensuales, frecuentemente símbolos de fecundidad.

En cuanto a la imagen de la maternidad, recurrente fundamentalmente en el arte africano, remite a la idea de perpetuación del linaje o del clan, y de transmisión de los conocimientos.

  • Gancho

  • Escultura antropomorfa

  • Efigie conmemorativa

  • Tejido ceremonial

  • Hombre maam atacando a una mujer embarazada

  • Estatuilla de representación de una mujer y su hijo

  • Estatuilla de representación de la diosa Kankalinmata

  • Manasa, la diosa de las serpientes

  • Máscara antropomorfa

  • Máscara antropo-zoomorfa

  • Maternidad

  • Maternidad

  • Máscara yelmo

  • Estatuilla femenina

  • Sostenedora de copa

  • Figura del teatro de sombras, Sita bajo su árbol

  • Muñeca ritual

  • Chalchiuhtlicue

  • Estatuilla antropomorfa: maternidad

  • Figura femenina jorobada

  • Estatuilla femenina


Manasa, la diosa de las serpientes

Manasa, la diosa de las serpientes

Manasa diosa de las serpientes, India, Assam, Mediados del siglo XX, madera, revestida de tierra, papel, albura, pulpa vegetal de color, pigmentos, dim.: al. 89 cm an. 60 cm., Donación Gabrielle Bertrand, 71.1956.45.98-98bis-99

La Diosa, en sus diferentes formas, protectora y destructora, es venerada en toda India. En los lugares donde las serpientes son particularmente abundantes, la mayoría de las familias tiene en sus casas un altar dedicado a la diosa Manasa, diosa de las serpientes. Si Manasa es bien venerada, ella se muestra condescendiente, pero si es descuidada o si ocurre algún olvido de ofrendas que se le deben, entonces la gente cree firmemente que alguien de la familia morirá a causa de la mordida de una serpiente.