Changer de langue :

25 julio

el color y los motivos

El color es el elemento estilístico más visible inmediatamente. Bicromía o policromía dependen de la cantidad de baños de tinte que siguen la realización de las reservas. Los tintes, antaño exclusivamente naturales, hoy en día a menudo son sintéticos. La elección de un color se asocia al simbolismo de los colores y este aspecto se evoca igualmente aquí.

 

Motivos regionales nacen de los procedimientos de reserva y se revelan a través del juego de colores.

  • el añil

    el añil

  • verde papagayo

    verde papagayo

  • rojo

    rojo

  • simbolismo de los colores

    simbolismo de los colores

  • ocre y castaño

    ocre y castaño

  • multicolor

    multicolor

  • resaltos pintados

    resaltos pintados

  • espiral de puntos

    espiral de puntos

  • motivo circular

    motivo circular

  • puntillismo figurativo

    puntillismo figurativo

  • decorado de líneas irregulares

    decorado de líneas irregulares

  • costura sobre pliegue

    costura sobre pliegue

  • geométrico, figuración, sembrado

    geométrico, figuración, sembrado

  • figurativo

    figurativo


resaltos pintados

resaltos pintados

Velo de mujer, taritat Marruecos, Atlas Medio, Ait Telt, siglo XIX Lana, algodón Donación Marcel Korolnik y Annette Korolnik-Andersch 70.2002.23.1

Este tipo de velo, llevado como cinta para la cabeza, formaba parte de las prendas diarias, hasta principios del siglo XX. Su decorado abstracto, a veces, ha sido interpretado como una protección contra el mal de ojo. El teñido era realizado por las mujeres mismas. Según el único documento conocido, un artículo de Marcel Vicaire que data de 1938, se utilizaba generalmente un fragmento de un vestido drapeado usado que se teñía con colorantes naturales: rubia, alheña, tomillo silvestre, corteza de nogal, a los que se les añadía alumbre como mordiente. El tejido era previamente doblado y ligado con el objeto de formar cinco bolsillos, llamados ifournan, reunidos y ligados todos juntos. Una vez el tejido teñido y seco, se retiraban las ligaduras y se procedía a la segunda etapa del decorado. Alheña y rubia molidas eran diluidas en una decocción de corteza de nogal y alumbre. La masa formada de esta manera servía para marcar, con ayuda de plumas de pollo, un entrecruzamiento cuyas mayas contenían pequeños puntos.