Changer de langue :

1 noviembre

adornos y ornamentos

En todas las culturas, el hombre ha practicado el arte del adorno uniendo así la apariencia al ceremonial.

La atención puesta sobre la confección de los objetos, el gusto por las materias preciosas y el refinamiento de los motivos manifiestan una fascinación para el parecer que es revelador de un estatus particular y de una determinada opulencia.

En general, el adorno es emblemático de una forma de autoridad social. Pero también puede desempeñar un papel protector contra la adversidad según los materiales y los símbolos que lo acompañan. Así, en la mayoría de la casos, confiere energía vital.

  • Instrumento para hechizos de guerra

  • Tocado de mujer

  • Casco de jefe

  • Adorno de oreja masculino

  • Colgante

  • Adorno de frente

  • Peine de moño para hombre

  • Colgante

  • Elemento de tocado de mujer: pieza que cubre

  • Colgante de espalda

  • Velo para el rostro

  • Joya de superposición antropomorfa

  • Collar

  • Colgante

  • Collar del pájaro

  • Horquilla

  • Tocado frontal llamado “sombrero de clan”

  • Gran tocado de danza

  • Tocado de plumas

  • Estatuilla masculina

  • Mandil


Adorno de frente

Adorno de frente

Adorno de frente, lado, Indonesia, pequeñas islas de la Sonda, isla de Flores, Pueblo Nage, siglo XX, oro, 50 x 26,5 cm, Donación Monique et Jean Paul Barbier-Mueller, 70.2001.27.709

Los Nage viven en el centro de la isla Flores, entre sus vecinos Lion Keo, Ngada y Riung. Este adorno, emblema de prosperidad, exigía sacrificios rituales particulares. Era traspasado de padre a hijo y pertenecía al tesoro de la familia. Los hombres de alto rango, los jefes o guerreros los llevaban sujetos a la frente sobre un pañuelo cuando se erigían nuevos edificaciones o postes ceremoniales bifurcados, peo, y los sacrificios de búfalos se organizaban durante la ceremonia pa sese. Existe una relación entre el lado, frontal, y el poste peo. Según ciertos relatos del lugar, siete nobles que llevaban el lado de oro debían ir al bosque a escoger el árbol que se convertiría en el peo. Durante el trayecto del bosque al pueblo, uno de los siete hombres intentaba a horcajadas sobre el tronco bifurcado, mientras que otro intentaba mantener el equilibrio en una tabla transversal. La base de la corona evoca la forma de un bote, pero también la de los cuernos del búfalo. En Flores, el búfalo garantizaba el prestigio de su dueño. Su sangre derramada en las piedras del altar del pueblo debía rendir honor a los ancestros. Esta corona es la versión en oro de un modelo más antiguo realizado con plumas y conchas. Los holandeses, durante la época de colonización, habían importado piezas de moneda de oro, con el fin de asentar su dominio en Indonesia oriental.