Changer de langue :

21 octubre

Pabellón de las Sesiones

Inaugurado en abril de 2000, el pabellón de las Sesiones se sitúa en la zona sur del Palacio del Louvre, entre las zonas de Flore y Denon, y expone 108 obras maestras esculturales de todo el mundo, en el corazón de uno de los mayores museos de bellas artes clásicas del mundo. De este modo, la Victoria de Samotracia y la Venus de Milo han cohabitado con un maestro de maternidad rojo Dogon y una serpiente de plumas Quetzalcoatl: la inauguración del pabellón de las Sesiones representa un cambio importante en la historia de la visión que Occidente tiene sobre las artes y las civilizaciones de África, Asia, Oceanía y las Américas, es decir, de las tres cuartas partes de la humanidad y de seis mil años de historia del mundo...

 

Una etapa importante en la historia de la mirada

Tras varios siglos de espera, estas obras maestras llegan al museo del Louvre con esplendor y solemnidad: cuentan con el mismo trato, exposición, respeto y visión que las obras de las otras salas del museo. La arquitectura interior de este lugar de 1200 metros cuadrados, acondicionado por Jean-Michel Wilmotte, permite a los visitantes penetrar en este espacio sin sentir de entrada su especificidad: refinado, con dimensiones simplificadas, con separaciones limitadas, bañado por una luz tamizada por pantallas de bronce plateado, permanece a la vez fiel a los principios originales de la arquitectura del Louvre de presentar las obras en su plena dimensión.

En la actualidad, una embajada en el corazón del Louvre

 

Si la arquitectura del lugar se integra perfectamente en el Louvre, no prefigura por ello los grandes principios en los que se basa la concepción del museo del Quai Branly. De este modo, las cuatro principales zonas geográficas están representadas y se encuentran intercomunicadas: : el visitante puede acceder libremente de una a otra... Por otro lado, si el valor estético de las obras destaca en primer lugar, siguiendo el espíritu del museo del Louvre, huésped del pabellón de las Sesiones, el visitante puede ampliar igualmente su nivel de lectura y de comprensión de los objetos. En la entrada de cada sala pueden encontrarse grandes mapas geográficos que informan inmediatamente sobre el origen y la situación de las obras, completándose dicha información mediante fichas descriptivas. Además, un dispositivo multimedia equipado con una docena de pantallas interactivas permite acceder a informaciones complementarias sobre la historia, el contexto, el uso y la sociedad de origen de los objetos presentes. Actualmente, mientras que el museo del Quai Branly abre por fin sus puertas, el pabellón de las Sesiones permanece abierto y continúa desempeñando su papel de embajador del nuevo museo.