Changer de langue :

17 abril

DVD ARTES DEL MITO volúmenes 1 & 2

 - Click para ampliar, abre en ventana nueva
 - Click para ampliar, abre en ventana nueva

en venta en la librería del museo

Arte vídeo – 2006/2008 todas las zonas
NTSC / color y blanco y negro / Dolby stereo / 4/3
duración: 6 x 26 mn.

Serie Artes des Mito

Una colección de Ludovic Segarra, dirigida por Jean-Paul Colleyn

Cada capítulo de esta colección consagrada a las artes primeras presenta una obra emblemática, el mito al que está ligada, su utilización, historia y la mirada que se tiene actualmente de ella, aquí o en otras partes.

Las obras llamadas “primitivas”, objetos de curiosidad, durante mucho tiempo menospreciadas, después consideradas como simples documentos etnográficos, desde ahora son reconocidas como verdaderas piezas de arte.

Desde 2005, el museo quai Branly está asociado a la serie en coproducción con ARTE y Program 33.

más información

Encuentre el documento especial “Artes del Mito” en la página web de ARTE : resúmenes, fragmentos, entrevistas y capítulos para cargar a petición.

episodios de la serie

Tapa blanca Kayapó

Los Kayapos constituyen hoy en día una población estimada en 5500 personas repartidas sobre un vasto territorio de Brasil, a lo largo del río Xingu, un afluente del Amazonas.

Los Kayapos son los maestros incontestables del arte de la pluma, a través del cual se expresa el lugar de los pájaros en su representación del mundo.

Producer: Philippe Truffault

Vihuela Mongol con cabeza de caballo

Esta vihuela de dos cuerdas se llama en mongol “morin-xuur”.

Lleva un abundante decorado: ornamentos esculpidos representando una cabeza de dragón y una cabeza de caballo. Mide 1.20 centímetros de largo y está hecha de madera, de piel de cabra y de mechas de crin que conforman las cuerdas. 

Realización : Philippe Truffault

poulie de métier à tisser dogon

Polea de telar dogón

En la cultura de los Dogón, el tejido es un acto fundamental. Tejer es también construir la palabra, articularla, darle un sentido.

En el telar, construido a imagen del universo, la polea se encuentra en el centro, frente al tejedor. El trabajo de los pies hace cantar al eje de la polea, es la Palabra primordial.

La polea de este capítulo representa dos gemelos, hombre y mujer, unidos por la cabeza, ser primordial. Traída durante las misiones del etnólogo Marcel Griaule, su pátina es testimonio de su uso, sur curvas irregulares del trabajo del artista que la produjo y es, sin duda, lo que la hizo bella a los ojos del coleccionista danés René Rasmussen.

Realizadores : Ludovic Segarra et Philippe Truffault

pendentif maori

Colgante maorí

Una imagen de unos quince centímetros, con ojos rodeados de rojo, la cabeza inclinada hacia el lado, tallada en jade verde oscuro, nos lleva al centro de la cultura maorí. Este colgante, en adelante, se puede observar en el Museo Quai Branly.

Se trata de un Hei tiki, “hei” significa colgante y “tiki”, una representación humana mítica, la imagen de un ancestro.
Chaque pendentif porte un nom, témoigne d’une histoire, d’une personnalité.
Cada colgante lleva un nombre, da testimonio de una historia, de una personalidad. El que es el centro de esta película, que fue traído por navegantes europeos, perdió la memoria.

A través de la mirada aguzada de un escultor, una historiadora, conservadores de museo, una artista contemporánea o de uno de los jefes de la tribu de los Ngai Tahu, la película nos abre una entrada a una escultura compleja cuyo mito aún está muy vivo.

Realizador : Jean-Loïc Portron

Cabeza de relicario fang

Como eje de esta película, una cabeza tallada en madera que representa un rostro de infante, que rezuma una resina rojiza, y cuya mirada, hecha de pedazos de espejo, sumerge a quien la observa en cierto estado de fascinación. Es una cabeza de relicario Fang, traída de Gabón hace más de un siglo y actualmente expuesta en el Museo de Neuchâtel.

Las figuras de relicarios Fang ocupan un lugar importante en la estatuaria de África Central. La delicadeza de su trazo, sus misteriosas pátinas que gotean aún, más de un siglo después de su recogida, han fascinado a los occidentales. Se las llevaron como prueba de la conversión al cristianismo, pero para los Fang, no son las representaciones las que cuentan, sino las osamentas que protegen.

La cabeza de relicario que es el eje de la película, nos conduce del punto de vista de los especialistas de este diseño a la mirada contemporánea de los Fang, quienes reivindican cierta permanencia de su identidad.

Realizador: Philippe Truffault : Philippe Truffault

effigie des Iles Marquises

Efigie de las Islas Marquesas

El objeto está constituido de una armazón de madera tensada de tapa (tela vegetal). Se representa esquemáticamente a un ser humano, del que se distingue claramente la cabeza, que aparece en relieve. Esta efigie se encuentra en las colecciones del museo quai Branly.

El tapa está recubierto de motivos negros y castaños rojizos inspirados del tatuaje. Viene de las Islas Marquesas.

En este archipiélago en medio del Pacífico, no se podía ser considerado como todo un hombre si no se estaba tatuado completamente. El tatuaje fue prohibido y los habitantes del archipiélago olvidaron estos motivos, pero algunos objetos subsisten, como esta efigie.

Nadie está seguro de lo que representa, sin embargo, los habitantes todavía reconocen en ella un poder marcado por el tabú.

Realizador : Jean-Loïc Portron

Cráneo iatmul

En Papúa-Nueva Guinea, entre los iatmul, la cabeza se considera como el continente de toda la sustancia del ser. Por eso, se conserva el cráneo de los ancestros, el que una vez sobremodelado y después pintado, se transforma en un espíritu familiar, un protector de la comunidad.

El cráneo sobremodelado de este capítulo forma parte de las colecciones de Oceanía del Musée de l’Homme de París y, actualmente, se encuentra en el Museo Quai Branly. Esta reliquia fue traída por la expedición de La Korrigane, que dio la vuelta al mundo de 1934 a 1936 y trajo miles de objetos. Este cráneo impone respeto por la delicadeza de su elaboración, pero también porque evoca el misterio de la muerte. Milan Stanek, etnólogo, compartió la vida diaria de los iatmul durante varios años.

Yves Le Fur, quien decidió exhibir este cráneo durante una exposición consagrada al arte funerario en el museo de las artes de África y Oceanía de París, detalla esta concepción de los Iatmul que asocia los remolinos del río y todas las formas aleatorias con la residencia de los espíritus. Las imágenes del cineasta Hermann Schlenker restituyen el ritual de un sobremodelado en las orillas de río Sepik. De este modo, se revelan los diferentes aspectos de este cráneo, remitiéndonos también a nuestra propia noción de la muerte y evocación de los muertos.

Realización:  Ludovic Segarra et Philippe Truffault

poupée hopi

Muñeca Hopi

Se trata de una pequeña muñeca de madera de unos cuarenta centímetros. Es una muñeca Hopi, o tihu, representación de unos de los aproximadamente 350 espíritus Kachinas, una sociedad espejo que comparte la vida de los Indígenas Hopi, en Arizona, durante la mitad del año, animando los pueblos con sus danzas y, sobre todo, aportando la lluvia y la fertilidad.

Los niños Hopi aprenden a familiarizarse con este mundo invisible, gracias a las muñecas talladas y pintadas a la imagen de estos espíritus.
Estas muñecas fascinaron a los superrealistas, quienes llevaron una gran cantidad de ellas a Francia y Europa.

La que es el eje de esta película pertenecía a André Breton. Actualmente, se encuentra en el museo de artes de África, Oceanía y amerindia de Marsella.
Como la mayoría de estas muñecas Kachinas, lleva los símbolos de la lluvia, las nubes, del maíz, elementos esenciales para la sobrevivencia de los Hopi.

Realizador : Philippe Truffault

figure d'ombres chinoises

Figura de sombras chinas

El museo quai Branly posee un juego completo de figuras de sombras provenientes de China. Una de las siluetas representa Guan Yu, guerrero del siglo III, símbolo de la fidelidad y de la rectitud moral, quien accedió al panteón chino convirtiéndose en el dios de la guerra, del comercio y de las sociedades secretas.

La leyenda cuenta que un sacerdote taoísta, un día, se presentó ante el Hijo del Cielo, quien lloraba con dolor por la muerte de su esposa favorita. Entonces, el sacerdote prometió al emperador desesperado que haría aparecer en una pantalla al fantasma de la que amaba. Es así que fue inventado el teatro de las sombras, invocando las almas muertas, haciendo revivir lo que había desaparecido.

En 1965, la Revolución Cultural prohibió las antiguas prácticas, reaccionarias sin duda alguna. Acorrala las supersticiones, erradica las “antiguallas”. Se disuelven las compañías de teatro, las figuras de sombras y los textos del repertorio son quemados, los presentadores y los músicos humillados…

Los antiguos guardias rojos actualmente están convertidos a la economía de mercado, y el teatro de sombras, profundamente arraigado en la cultura china, sobrevivió.

Realizador : Jean-Loïc Portron

Statue fon du dieu Gou

Estatua fon del dios Gou

Esta obra de Benín es considerada como “indiscutiblemente, uno de los ejemplares más hermosos que se conocen del arte negroafricano”. Desde su llegada al Occidente, este objeto ritual es llamado “escultura” como para borrar su verdadera naturaleza, separarlo de su carga mediadora entre el mundo visible y el invisible…

Es poco común que se conozca el nombre del autor de una obra de arte africana anterior al siglo veinte. Sin embargo, es el caso de esta gran estatua de hierro fabricada hacia 1850 por un herrero llamado Akati Ekplekendo.

Frecuentemente, en los patios de las casas beninesas, el Gou no es más que un terrón al que se mezclan algunos objetos de metal (pernos o llaves…). Gou es conocido como un principio de funcionamiento, una fuerza con múltiples facetas, que no se representa en un elemento individualizado.

El artista Akati Ekplékendo, rompiendo con la tradición, pasa aquí de un terrón a una representación humana, con la creación de un personaje que se funde completamente en el simbolismo del dios Gou, deidad de la guerra y del metal trabajado.

Realizador: Philippe Truffault

masque de l'archipel kodiak

Máscara del archipiélago Kodiak

“Hablar es casi indecente” señala el historiador Oleg Kobtzeff con respecto a los pueblos del Gran Norte. ¿Qué se sabe de la máscara-luna? Obra maestra de una colección de 70 máscaras, proviene del archipiélago Kodiak, en Alaska.

Según la leyenda, estas máscaras fueron creadas por un cazador que las había visto en sus sueños. Gracias a ellas, la caza se volvió provechosa. Los Sugpiaq o Alutiiq, habitantes de Kodiak, las acompañaron con cantos y danzas. Sin duda uno de los últimos testigos de estos rituales, Alphonse Pinart, los transcribió durante su estancia en la isla en 1871. Trajo esta colección de máscaras únicas en el mundo, que legó al Museo de Boulogne-sur-mer, Francia.

El archipiélago Kodiak, colonia rusa, recuperada por los estadounidenses, en 1867, se volvió amnésica de su propia cultura, de la que sólo los ancianos conocen aún algunos fragmentos…

Realizador: Philippe Truffault

piquet de jarre mnong gar

Estaca de vasija mnong gar

Los mnong gar viven en las altas mesetas de Vietnam, en medio de otros pueblos que son llamados “montañeses”, porque permanecen en las alturas, alejados de los pueblos de las llanuras que, durante mucho tiempo, los trataron de “salvajes”.

Entre 1948 y 1950, el antropólogo Georges Condominas vivió en un pueblo escribiendo y fotografiando todo lo que veía. Trajo, entre otros objetos, una estaca de vasija, actualmente conservada en el Museo Quai Branly.

Esta estaca sirve para fijar una vasija que contiene cerveza de arroz. El poste y la vasija son indispensables para cumplir con el sacrificio del búfalo, un ritual significativo en Asia del sudeste.

¿Por qué se inmolan animales? ¿Qué se espera al verter la sangre de un búfalo? ¿En ello se observa un acto salvaje o, al contrario, una señal de civilización? Sacrificar es comer con los dioses. También es establecer al hombre en el estatus que le pertenece, entre animales y deidades.

Estas preguntas fundamentales son llevadas por una simple estaca, objeto efímero concebido con motivo de un sacrificio de búfalo, algunos años antes del inicio de la guerra de Estados Unidos

Realizador : Jean-Loïc Portron

flèche faîtière kanak

Flecha de caballete kanak

Originaria de Nueva Caledonia, la flecha de caballete es una escultura de madera que decora el techo de las grandes cabañas y representa al ancestro fundador de un clan. Por esto, es el lugar de pasaje entre el mundo de los muertos y el de los vivos.

Si la flecha no concuerda sin la cabaña, ésta no concuerda sin el pasaje. Es por allí que pasa la palabra y el que la lleva. Lo que es hecho y dicho en la cabaña debe salir de ella por la “boca-pasaje”. De este modo, el acto y la palabra se confunden.

Además de su función simbólica, la flecha de caballete posee, además, una función política. Es propiedad de un jefe y marca su poder sobre sus sujetos. Una dimensión que le valió ser adoptada unánimemente por los independentistas kanak para figurar en su bandera desde 1984.


Realizador : Frédéric Ramade

Peinture Pintupi d'Australie - Click para ampliar, abre en ventana nueva

Pintura Pintupi de Australia

“Papunya, hueco rocoso al oeste de Kintore”, es un acrílico sobre tela pintado en 2002 por Ningura Napurrula, artista aborigen Pintupi

A partir de 1971, bajo la iniciativa de Geoffrey Bardon en Papunya, los Aborígenes del Occidente australiano comenzaron a pintar sobre lienzos. 

Realización : François Lévy-Kuentz

Manteau de chamane Evenk - Click para ampliar, abre en ventana nueva

Abrigo de chaman Evenk

Para trasladarse a los mundos paralelos donde viven los espíritus con quienes deben integrarse, los chamanes siberianos se revisten con un abrigo pesado en piel de alce o de reno salvaje sobre el cual cosen objetos simbólicos en metal y colgantes de tejidos

Realización : Frédéric Ramade

Ta No Kami del Japón

Primer objeto japonés tratado por la colección Artes del mito, esta pequeña escultura con la efigie de Tanomaki, pequeño dios de los arrozales y de las cosechas, es un objeto artesanal fabricado en los años 50.

Realización : Frédéric Ramade

Virgen que se abre de Prusia

La colección aborda por primera vez un objeto europeo, negándose a instaurar arbitrariamente una frontera del exotismo más allá de la cual solo nosotros encontraríamos la forma de tratar las “Artes del Mito”. 

La “virgen que se abre” conservada en el Germanisches National Museum de Nuremberg es una de las raras estatuas de este tipo que logró llegar hasta nosotros. ¿Por qué estas esculturas, tan populares a través de toda Europa de finales de la Edad Media, desaparecieron bruscamente- puestas a un lado o destruidas- a partir del siglo XV?

Esta representación sorprendente de la Santísima Trinidad en el corazón de la Virgen, imaginería proveniente de la orden Teutónica convertida en “abuso iconográfico”, fue vivamente combatida en el plano teológico por la Contrarreforma. 

Realización : Simon Backès

crâne de cristal de roche

Cráneo de cristal de roca

Mirada magnética, fabricación enigmática, trampa de la luz: este cráneo de cristal de roca, rodeado de preguntas, ha venido desde lo profundo de las épocas y de la antigua capital de los aztecas y de la tienda de un comerciante de antigüedades famoso, Eugène Boban.

Como sus hermanos en la Smithsonian Institution en Washington o en el British Museum de Londres, uno de estos cráneos de cristal de roca se conserva en París y porta también algo de misterio, de los cuales el orificio que lo atraviesa de un lado al otro no es el menor.

Algunos elementos de la biografía parisina de este extraño objeto: en 1883, donado al Museo de etnografía de Trocadero; en 1929, Man Ray lo fotografía en ese lugar; larga permanencia en el Musée de l’Homme y personas del otro extremo del mundo vienen a observarlo; en 2006, furtiva aparición en el nuevo museo quai Branly; actualmente alejado de las miradas en los subterráneos del Louvre.

En ese lugar, se está estudiando con microscopio electrónico, bombardeado de partículas elementales. ¿Revelará sus secretos?

Realizador : Philippe Truffault

Xipe Totec du Mexique - Click para ampliar, abre en ventana nueva

Xipe Totec de México

Este torso azteca recubierto con una piel humana esculpida en piedra volcánica que data del siglo XV estaba ligado a los cultos y a los sacrificios llevados a cabo por los dignatarios aztecas en honor del dios Xipe Totec, “nuestro señor el desollado”. 

Realización : Etienne Chaillou et Mathias Théry

Mât du clan de la grenouille - Click para ampliar, abre en ventana nueva

Mastil del clan de la rana

El mástil del clan de la rana, o mástil “kaiget”, fue recogido en 1938 por el pintor surrealista Kurt Seligman durante un viaje que lo condujo de la Columbia Británica a Alaska. Fue adquirido luego de largas conversaciones con sus propietarios wet´suwet´en en el pueblo Hagwilget de la Columbia Británica. 

Expuesto a partir de 1939 bajo el peristilo del museo del Hombre, actualmente es un objeto emblemático y fuera de norma del musée du quai Branly. Se distingue tanto por sus dimensiones como por su historia pues es el testimonio de la extraordinaria vitalidad que identifica a estos Indios de la costa noroccidental del Canadá.

Realización : Simon Backès

Rollo mágico etíope

Desde hace siglos, los Etíopes utilizan, con fines terapéuticos, rollos de pergamino que constan de plegarias e imágenes destinadas a alejar los demonios y otros espíritus malignos responsables de las enfermedades.

Realización : Simon Backès

Boli du Mali - Click para ampliar, abre en ventana nueva

Boli de Mali

El Boli de Mali es un objeto macizo (45 cm de alto y pesa 20 kilos) tiene forma animal enteramente recubierto de una costra de sangre coagulada. Es una de las colectas más sorprendentes de la Misión Dakar-Djibouti en 1931.

En 1980, este fetiche figuraba en la lista de las cien obras de arte del Museo del Hombre, actualmente conservado en el musée du quai Branly.

Realización : Jean-Loïc Portron